Twitter es fácil

Amigo lector: Twitter es fácil. Voy a tratar de convencerle de que es así, querido lector de LAS PROVINCIAS. Es un reto difícil ya que no se puede demostrar el uso de Twitter desde una página dominical de un diario de papel. Es como si tratáramos de explicar lo que es un libro mediante grabados en mármol.

Twitter es una conversación, global, inteligente, rápida, inmediata.

Me preguntan si es una moda pasajera, si pronto saldrá otra cosa más moderna. Es probable que así sea, pero Twitter ya tiene 200 millones de usuarios y ha creado un nuevo modelo de comunicación interpersonal que es denominado micro-blog y que forma parte de la ‘familia’ de la comunicación 2.0 (redes sociales, blogs, comentarios en webs, compartir fotos, videos y audios, etc…).

Hay otras aplicaciones parecidas, pero Twitter es el líder indiscutible. Esta semana se han cumplido 5 años del primer ‘tuit’. O bien escrito como ‘tweet’, pero yo prefiero usar las palabras ‘tuitear tuits’, como defiende la Fundación del Español Urgente.

...

La conversación en microblogs propicia la creación de un nuevo lenguaje y de unos códigos de relación entre las personas. Este fenómeno ya ocurrió en su momento con las cartas, los telegramas, con la prensa escrita, la radio, el teléfono, la televisión, los móviles y el correo electrónico. Ahora no concebimos un mundo sin esos avances y cada nueva “tecnología de comunicación” aprovechó en su momento los anteriores lenguajes y desarrolló otros nuevos.

La comunicación humana se enriquece y multiplica. Estos nuevos lenguajes y códigos de comunicación hacen que se modifique la estructura y funcionamiento del cerebro de las personas.

A los adultos por encima de 30 años nos asusta la pérdida de privacidad. En este aspecto Twitter, que no es estrictamente una red social, nos permite preservar mejor nuestra intimidad y entrar poco a poco, a nuestro ritmo, en esa conversación global que tiene lugar en muchas plataformas y aplicaciones.

Twitter tuvo un gran impulso cuando Barack Obama lo usó en 2008 para sus campañas en las elecciones primarias y presidenciales en USA. Desde entonces, por cierto, muchos políticos han decidido apuntarse a Twitter y algunos, ¡atención!, lo hacen sin entender el lenguaje y los códigos. Puede haber algún chasco, de hecho ya lo ha habido.

Twitter hoy día aparece en los titulares de la prensa y en las cabeceras de los telediarios. Y es así porque muchas personas han decidido usar este medio para decir ahí las cosas antes que en ningún otro medio.
«Lo realmente diferente en Twitter es la velocidad» @biz. Esta frase la ha dicho esta semana Biz Stone, uno de los cofundadores de Twitter (27 años ahora, 21 años cuando se creó) cuyo usuario es ‘@biz’. Los usuarios de Twitter comienzan con ‘@’ y han de tener letras, números o el carácter “_” guión bajo, no se permiten puntos ni otros caracteres especiales.

Mi usuario (‘nick’ o apodo) es @adomon, este diario es @lasprovincias y su director es @julian_quiros.

En Twitter se informa y se conversa con frases de un máximo de 140 caracteres. Esto, curiosamente en vez de ser una limitación resulta ser una virtud. Uno se obliga a agudizar el ingenio y a cuidar la construcción de las frases para que se entiendan.

Hay ‘trucos’ para ampliar el contenido más allá de los 140 caracteres. El más popular es el que permite compartir una dirección de una web, lo que se llama una URL o un enlace, usando un ‘acortador de URLs’. Esta facilidad resultó necesaria porque muchas direcciones de enlaces web ya tenían ellas solas más de 140 caracteres y por eso se inventaron los acortadores.

Desde un enlace acortado podemos indicar una web que nos ha gustado, un video, una foto, un documento, una empresa, una tienda…, cualquier cosa que esté en Internet.

De esta forma en la conversación ‘tuiteamos’ una frase y la podemos complementar con algo más.
Me ha gustado lo que ha escrito @inti en @alt1040 «Todos somos dueños de la gran licuadora, que es Twitter, todos colaboramos llenándola de pizcas de información, granos de sabiduría, hojas de humor, pedacitos de tristeza, restos de ideas, albahaca y canela”.

En la frase anterior he citado al ingeniero y tuitero Inti Acevedo que ha escrito un estupendo artículo en el prestigioso portal ALT1040. Si este medio hubiera sido Twitter lo habría “retuiteado” es decir reenviado a mis seguidores precedido de “RT”.

La mayoría de los usuarios en Twitter escribimos en abierto. Hay una forma de restringir quien tiene acceso a leerlos, pero poca gente la usa. Unos usuarios siguen a otros y son seguidos por otros usuarios. Esto no significa que yo tenga una relación de amistad con quienes sigo, tan sólo que me gusta lo que ese otro usuario escribe y al seguirlo sus tuits aparecen en mi “time line”, es decir aquello que veo cuando entro en Twitter.

¡Vaya! esta explicación se complica. Es más fácil entenderlo viéndolo que con una descripción escrita. Lo del “time line” o TL es el conjunto de frases de los usuarios que sigo ordenadas cronológicamente. Es como si sintonizara a la carta un conjunto de emisoras de radio en función de mis gustos o preferencias.

En conclusión, creo que Twitter es actualmente la mejor plataforma para experimentar en el mundo 2.0 por parte de adultos “inmigrantes y descubridores digitales”. Tiene poco riesgo de pérdida de privacidad, puede usarse con la intensidad que cada uno requiera sin temor a perderse nada.

Permite conversaciones y lectura de información y opiniones de primera mano de personas entidades y medios de todo tipo, algunos muy relevantes. Por su rapidez, inmediatez y capacidad de difusión un porcentaje elevado de noticias se difunden en primer lugar en Twitter.

Si he conseguido despertar su curiosidad puede empezar siguiendo a @lasprovincias o a personajes como @perezreverte o @josemariainigo. Hay empresas, entidades, políticos, deportistas, cantantes, personajes ficticios, gurús, humoristas, pensadores…

Esta forma de comunicación ha llegado para quedarse y usted, querido lector, no puede perdérsela. Sobre cómo comenzar hay muchas guías en español en Internet. He recogido algunas que considero buenas en la dirección http://j.mp/twifacil. Disfrute usted del resto del periódico en papel y de la comunicación con soporte físico, pero no se pierda la nueva comunicación. ¡Feliz domingo!

.-.-.-.

Artículo publicado en tribuna de opinión en Las Provincias el domingo 27 de marzo de 2011

Twitter es fácil

http://www.lasprovincias.es/v/20110327/opinion/twitter-facil-20110327.html

Anuncios

En las noticias de Canal 9 sobre los 5 años de Twitter

El lunes 21 de marzo de 2011 se cumplieron cinco años del inicio de Twitter.

Fue un tuit de Jack Dorsey.

En el telediario Noticies 2 de Canal 9 emitieron un trozo de la entrevista que me habían grabado

Redes sociales. ¿Es esto serio?

Querido lector: si usted es empresario o directivo y tiene entre 40 y 70 años, puede que decida no seguir leyendo. Puede pensar que esto no va con usted. Si sigue leyendo puede sentirse ofendido, inquieto o amenazado. O también es posible que recuerde su espíritu despreocupado de cuando tenía veintitantos años y que reviva aquella vitalidad e ilusión.

Se dice que las ‘redes sociales’ son cosas para adolescentes y gente desocupada. Cosas de jóvenes improductivos que viven de sus padres.

Y se afirma eso ignorando que hay jóvenes empresarios de ventipocos años, exitosos, inteligentes y ricos. Los fundadores de Google cuando empezaron tenían 25 años. El fundador y dueño de Facebook, la mayor red social del mundo con 500 millones de usuarios, tiene aún 26 años. Y 27 son los años ha cumplido el fundador de Tuenti, la mayor red social española.

Coca-Cola España ha fichado como vicepresidente a un chico de 16 años. No es broma, no es únicamente una maniobra de marketing. Van en serio. Todos nosotros, los ‘maduritos’, tenemos mucho que aprender.

Ana María Llopis, la experimentada directiva, que entre otras cosas creó Openbank por encargo de Botín, es ahora el ‘alma mater’ de la red social Ideas4all.

Las redes sociales son algo mucho más que un juego de adolescentes y de ‘frikis’. Internet y los móviles con acceso a Internet están liberando una fuerza imparable que estaba latente: el deseo imperioso de las personas de comunicarnos.

...

Esto no va de tecnología, aunque es muy bueno darse un baño de conocimientos tecnológicos para entender lo que está pasando y lo que va a pasar.

Hoy es domingo, no deseo asustarle, querido lector. Deseo inspirarle, revivir por unos instantes esa curiosidad descubridora que todos hemos tenido.

Ejemplos ilustrativos y recientes de referencia: la medición de audiencias y los anuncios en televisión tiene que cambiar. Que me perdonen los gurús de la publicidad y los grandes medios de TV multimedia. Espero que no lean esto que les voy a contar, porque igual se enfadan.

La medición de audiencias está obsoleta. Se basa en unos aparatos, una muestra ínfima de la audiencia real, con unos mecanismos de toma de datos más que discutibles especialmente cuando se extrapolan a segmentos de población por edad o perfil socioeconómico.

Si usted ha contratado un anuncio de TV en el descanso de los partidos del Mundial de Fútbol y vende sus productos para menores de 30 años, mejor será que vea los gráficos sobre el uso de Tuenti durante el partido (al final de este artículo indico un lugar donde verlos). Y mejor será que no los vea su jefe. Los menores de 30 años, en su gran mayoría, aunque estuvieran delante del televisor, no vieron los anuncios del descanso. Estaban mirando y escribiendo en otras pantallas.

Las redes sociales son un asunto muy serio. El mérito no es de la tecnología aunque muchos cronistas de la ‘buena nueva tecnológica’ nos lo quieran demostrar con llamativos titulares y presentaciones.

Es un feliz hallazgo de las personas, ávidas de comunicarse entre sí, que han ido seleccionando lo que consideran útil entre la miríada de aplicaciones y páginas de Internet que se anuncian cada año.
La tecnología ha sido, como mucho, un catalizador que ha liberado una enorme energía que estaba latente.

Los análisis y predicciones de cambios de hábitos y culturas pueden parecer exagerados y a veces se demuestra que son equivocados. Pero mucho más equivocados están los que se aferran a las viejas tecnologías y los viejos modos para decir que nada va a cambiar. Históricamente se demuestra que los que apuestan por la nueva tecnología cuando ésta ya ha demostrado su pujanza, aciertan mucho más que los que la niegan.

Internet de las personas ya está aquí. Esto es lo que llaman Web 2.0 de la que las ‘redes sociales’ son el mayor paradigma. Algo que cuando se pone al alcance de los más de 4.600 millones de móviles en el mundo resulta imparable.

Y ya llega también ‘Internet de las cosas’.

Querido lector entre 40 y 70 años, si ha llegado hasta aquí leyendo sin asustarse y sin enfadarse, enhorabuena. Aún es usted joven, le quedan varias decenas de años de vida y no puede, no debe, desconectarse de sus semejantes.

Tampoco es que se vaya a morir si no se conecta a Internet, pero es una pena que se lo pierda.

Sea curioso, si no es como un niño ‘nativo digital’ sea al menos un ‘descubridor digital’. Que nadie le diga que esto son tonterías.

En las redes sociales hay de todo, y seguro que las de hoy día son ‘primitivas’ y confusas para los no iniciados. No hace falta que se haga usted un forofo, y que vuelque su vida personal en Internet, pero es muy conveniente tener una experiencia propia y directa. Especialmente si usted es un empresario, directivo o profesional con proyección al cliente.

Si el lector tiene interés, puede consultar en la página de Internet cuya dirección web es http://j.mp/redsocgraf18jul donde encontrará recopilados algunos gráficos y referencias adicionales que ilustran las informaciones de este artículo.

Termino con la misma frase que escribía en febrero: Nuestras empresas, nuestras ciudades, nuestras ofertas deben estar presentes en este mundo: es nuestra elección, ahora. Sin miedo: el futuro no está escrito.

.-.-.-.
Artículo publicado en Las Provincias el domingo 18 de Julio de 2010
www.lasprovincias.es/v/20100718/opinion/redes-sociales-esto-serio-20100718.html

Redes sociales. Mamá, ¿puedo entrar?

Las redes sociales en internet están de actualidad, en este caso por un desgraciado suceso. Adolfo Montalvo se adentra en este complejo mundo y desvela algunas de sus claves.
.-.-.-.
El mundo en que vivimos se mueve muy rápido. Hace una semana reflexionábamos sobre el iPad en LAS PROVINCIAS y terminé avisando sobre el fenómeno de la “conversación global en tiempo real” (http://j.mp/ipadGL).

Facebook, Tuenti, Twitter, LinkedIn, Flickr, Xing, Myspace, Youtube. Todos los días vemos noticias y escuchamos historias sobre estas “Redes Sociales”. Esta misma semana Google ha lanzado una nueva: Buzz.

Estas redes tienen millones de usuarios, algunas más que la población de muchos países: 400 millones Facebook, 100 millones Twitter.

¿Qué tienen de extraordinario las Redes Sociales? ¿son seguras para los niños? ¿y para los adultos? Mamá ¿puedo entrar?

Estas redes son como la vida misma, como las relaciones interpersonales desde que la humanidad existe. El cambio más notable es que ya no hay barreras de distancias ni de tiempo. Y pronto incluso caerán las barreras del idioma.

...

Sirven para establecer y mantener relaciones entre personas y compartir informaciones. Algunas son especializadas por ejemplo en fotos (Flickr) o vídeos (Youtube). Otras están orientadas a la vida profesional (LinkedIn, Xing).

Facebook comenzó siendo una red para universitarios de Harvard, se amplió a otras universidades y pronto entraron personas de todas las edades, países y aficiones. Actualmente es la más popular y se usa para todo tipo de relaciones: artistas, pensadores, políticos, asociaciones, movimientos, medios de comunicación…

Tuenti es una red española en la que están “todos” los jóvenes de España entre 14 y 25 años: no hay cifras oficiales, pero estudios oficiosos indican que en algunas provincias en ese rango de edad se llega al 100% de jóvenes que tienen usuario Tuenti.

Twitter es un fenómeno emergente. En el 2006 sus creadores buscaron simplicidad y ubicuidad. Está basado en intercambio de frases de tan sólo 140 caracteres y se puede participar con mensajes SMS desde el móvil. Se aprovechó que en USA eran muy populares los bonos de SMS para su difusión. Se puede acceder desde todo tipo de ordenadores y terminales y con aplicaciones abiertas que permiten ordenar y buscar los mensajes. Hay usuarios de todas las edades, la mayoría tenemos nuestras frases abiertas a todo aquel que quiera leerlas. Yo por ejemplo soy @adomon y este diario es @lasprovincias. Cada usuario “sigue” y es “seguido” por otros.

Google ha puesto en marcha esta semana Buzz, que interconecta a todos los usuarios de su exitoso servicio de email llamado Gmail, y permite leer datos de otras redes como Twitter, Flickr, Youtube y su agregador RSS Reader.

La revolución de las Redes Sociales tiene que ver mucho con la “economía de la atención” y la “conversación global en tiempo real”.

La “economía de la atención” se refiere al tiempo que dedicamos en atender a fuentes de información y de entretenimiento y a la confianza que les prestamos. Nos fiamos de nuestros amigos y de las personas que conocemos cuyas opiniones apreciamos y sus consejos seguimos.

La “conversación global en tiempo real” es la que nos permite de una forma sencilla mantenernos informados y conectados con lo que está pasando en los lugares o en los temas que seleccionemos: podríamos explicarlo como poder “oír” miles de radios (“leer” en este caso) filtrando aquellas fuentes o temas que queramos de forma muy fácil.

Hay ejemplos recientes del uso de redes sociales como canal directo desde la fuente de la noticia. Por ejemplo: se han generado miles de mensajes sobre los disturbios en Irán, la campaña de Obama o el terremoto de Haití. Y estos días en Valencia con la 33 America’s Cup, miles de usuarios de todo el mundo estamos siguiendo en Twitter a @33ACup, @33ACup_es, @Alinghiteam y @BMWOracle2010.

El mundo se mueve en este sentido y es nuestra elección el conocerlo y transitarlo. Sin miedo, como un “descubridor digital”, aunque con prudencia.

Existe una leyenda negra sobre las redes sociales: Facebook y Tuenti aparecen en titulares como escenarios de engaños, crímenes y pedofilia. Tengamos presente que son como la vida misma: donde hay mucha gente los “malos” acuden para aprovecharse. También hay muchos “buenos”.

Hay que extremar la prudencia en preservar nuestra privacidad, especialmente la de los menores. Aquí debo reconocer que la dinámica en las políticas de privacidad de redes como Facebook no lo hacen del todo fácil. Se ha hecho famosa la frase de George Clooney: “prefiero un examen de próstata que tener una página en Facebook”.

Recomiendo un decálogo sobre buen uso de Internet en la web www.chaval.es que se puede encontrar aquí: http://j.mp/chavalusointernet. Y para aprender más aún, el libro “Redes Sociales en Internet” de la valenciana Mar Monsoriu es estupendo.

Como personas del siglo XXI no podemos estancarnos en los medios del siglo XX. Hace 50 años que Xerox popularizó la fotocopia: de repente la información en las empresas se pudo distribuir fácilmente. Surgieron boletines y panfletos de todo tipo. Asociaciones, sindicatos y parroquias usaron fotocopias para comunicar. Ahora con las “infotecnologías” tenemos esto mismo elevado al infinito.

La publicidad, los medios de comunicación: todo se revoluciona. Por ejemplo, los jóvenes entre 14 y 25 años no ven los anuncios en televisión. Si están delante de la tele, se conectan al Tuenti en los descansos. Y lo más probable es que ni vean la TV en directo, sino sus videos y series favoritas en diferido y saltándose las cuñas publicitarias.

Nuestras empresas, nuestras ciudades, nuestras ofertas deben estar presentes en este mundo: es nuestra elección, ahora. Sin miedo: el futuro no está escrito.

.-.-.
Artículo de opinión publicado en Las Provincias el 13 Febrero 2010