Telecomunicación, liberación

Febrero 1865 Valencia derriba murallas STOP Mayo 1865 Paris aprueba tratado internacional telegrafía STOP Liberación mundial STOP.

Curiosa coincidencia: el mismo año en el que el gobernador Cirilo Amorós consiguió la aprobación para el derribo de las murallas que ahogaban la ciudad de Valencia y la liberaban para crecer en su ensanche, los telegrafistas de todo el mundo, reunidos en Paris, firmaban el 17 de mayo la Convención Internacional de Telégrafos que liberaba el crecimiento de las telecomunicaciones mundiales.

Hoy se celebra el Día Mundial de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, establecido por la ONU y el Día de Internet.

El tema de este año son las Mujeres y las niñas en las TIC (tecnologías de la información y las comunicaciones). Se pretende por una parte llamar la atención internacional para que las féminas se interesen en las profesiones relacionadas con la electrónica, informática y telecomunicaciones.

Pero además, se quiere resaltar el poder liberador de las telecomunicaciones para las mujeres en los países en desarrollo. Un ejemplo paradigmático que podría sonar a ciencia ficción o a futuribles pero que es muy real, es la banca electrónica basada en el móvil que triunfa en África. Millones de clientes usan el móvil en África para transacciones monetarias y pagos electrónicos. Las mujeres africanas se están beneficiando especialmente de este servicio: muchas mujeres se desplazan desde sus poblados a las ciudades para vender sus productos en los mercados. Al finalizar la venta de éstos, pueden realizar transacciones del dinero resultante sin tener que transportarlo y así se evita la posibilidad que puedan ser robadas en los viajes de vuelta. Además, la posibilidad de tener autonomía para realizar transacciones del dinero ganado, libera a estas mujeres de la dependencia de los jefes de la tribu cuando necesitan hacer envíos de dinero a sus hijos que estudian lejos.

Me gusta ese entorno liberador y transparente que propician las telecomunicaciones y las tecnologías de la información.

En su día, el telégrafo permitió una mayor transparencia en la fijación de precios al conocerse con rapidez la llegada de mercancías por barco o la producción de las cosechas.

La transparencia es un requisito básico para una democracia fuerte.

Se cumple ahora un año del inicio del movimiento 15M. Más allá de la polémica sobre el uso de las calles y la manipulación parcial que algunos colectivos intentan hacer del movimiento, hay algunos de sus valores que muchas personas compartimos: participación, transparencia, convivencia, solidaridad.

La disponibilidad liberadora y democratizadora de telecomunicaciones ha permitido también las primaveras del mundo árabe y del norte de África.

España tiene una asignatura pendiente en temas de transparencia. Llevamos varias legislaturas en las que los partidos nos prometen una ley que la regule.

Parece que por fin el nuevo gobierno está preparando un proyecto de Ley de Transparencia. Confiemos en que, ya se ha tardado tanto, nos dotemos de una legislación acorde con los estándares internacionales y las mejores prácticas.

Hoy por hoy, salvo honrosas excepciones, la mayoría de nuestras administraciones locales, autonómicas y entidades estatales suspenden en transparencia.

El lector interesado en profundizar sobre el uso adecuado de tecnologías de la información en la transparencia y el buen gobierno que busque en Internet por el término “Open Data”.

Ya nada será como antes en las relaciones sociales y entre las personas. Antes los medios de comunicación social eran unidireccionales: unos pocos filtran y emiten información y la mayoría sólo escucha. La comunicación bidireccional era lenta, sólo ocurría de uno a uno: cartas, llamadas de teléfono. Ahora tenemos fácil la comunicación de muchos a muchos.

Todos tenemos que aprender a vivir en un nuevo entorno en el que es más difícil mentir y que nos mientan porque la inteligencia y la memoria colectivas son más profundas y perdurables que lo que eran antaño.

En tan sólo un año el número de móviles en el mundo ha aumentado en 700 millones alcanzando ya la cifra de 6.000 millones. No sólo son personas, son objetos y equipamientos los que ya están dotados de una línea de comunicación. Se habla de “Internet de las cosas” y de “ciudades inteligentes”. Si pensamos que el mundo ha evolucionado muy deprisa en la última década, atención porque aún no hemos visto nada.

Hay quien critica que los ingenieros no nos implicamos en la vida social, que no nos “mojamos”, me reitera un buen amigo. Quien eso afirma se olvida de la potencia transformadora de las buenas obras de ingeniería y muy especialmente en los últimos tiempos en la de la ingeniería que tiene que ver con el tratamiento y comunicación de la información.

Hoy se celebra la 14ª edición de la Noche de las Telecomunicaciones Valencianas, un evento veterano que perdura sostenido por los profesionales y las empresas del sector.

Deseamos desde estas líneas una mayor implicación enriquecedora de los profesionales, muy especialmente de las mujeres, y de toda la sociedad en el uso positivo y eficiente de Internet, informática y telecomunicaciones para que se aproveche su fuerza liberalizadora.

Que tengan todos un feliz día.

.-.-.

Artículo publicado en Las Provincias el 17 de mayo de 2012 Día Mundial de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información y Día de Internet

Anuncios