Locura móvil

Hay quienes piensan que lo de los móviles es una locura temporal, un sarampión. Creen que es pasajero ese fenómeno creciente que hace que adolescentes, jóvenes y no tan jóvenes, reunidos para charlar, en vez de hacerlo cara a cara, estén todo el rato consultando sus teléfonos inteligentes de última generación.

Piensan que se superará esa locura que nos vuelve perezosos y nos hace confiar de forma ciega en nuestros nuevos teléfonos porque nos hemos olvidado de concretar bien nuestras citas o visitas, en la certeza de que, si nos perdemos o llegamos tarde, siempre podremos llamar para preguntar o avisar.

El fenómeno que lo provoca no se detiene: cada pocos meses nos anuncian una nueva “maravilla” asociada a un teléfono móvil, a  una tableta o a un aparato conectado a Internet que vamos a llevar siempre encima. Nuestra capacidad de asombro está saturada y a menudo podemos confundir incluso las realidades con exageraciones futurísticas que parecen de ciencia ficción.

La tecnología asociada a los móviles se mueve muy rápido porque el mercado que hay detrás es gigantesco: alcanza ya a toda la humanidad. Más aún, se extiende a todo tipo de máquinas o  sensores, algo que ya se llama “Internet de las cosas”. Cualquier cosa, un frigorífico, una farola, un coche, objetos cotidianos interconectados a Internet  pueden dar información tal como alertas de cambios de temperatura, luz, información para regular el tráfico…

Hay tecnologías cada vez más avanzadas para esos aparatos sofisticados que llevamos en nuestros bolsillos por ejemplo pantallas táctiles de alta resolución y brillo, ultra delgadas y pronto incluso flexibles, lo que permitirá enrollarlas y extenderlas. También hay retos a batir: uno importante es mejorar la velocidad de proceso y de comunicación. Para ello cada año se desarrollan nuevos chips electrónicos de dimensiones ínfimas. Otro reto, gigantesco, es el de conseguir minimizar el consumo eléctrico para lograr que la batería nos dure, algo que se convierte en “misión imposible” porque cuántas más cosas hace un móvil de forma grata, más tiempo lo usamos. ¿Quién iba a pensar hace no tanto que veríamos muchos vídeos en un teléfono móvil?.

Ferias de tecnologíaLP Locura movil imagen

 Cuando aún no se han apagado los ecos de la Feria Consumer Electronics Show (CES) de las Vegas, en la que  se anunciaron centenares de novedades electrónicas asombrosas, ya tenemos en Barcelona la Feria Mundial de Móviles MWC. Se celebra anualmente  y comienza este domingo 24 de febrero y  dura hasta el jueves 28.

Desde hace días una oleada de noticias tecnológicas emerge en los medios escritos y en los telediarios. Esta semana que empieza vamos a tener presente un clamor de noticias sobre tecnología móvil, salvo que otras con escándalos políticos arrecien y las tapen.

La de Barcelona es una feria verdaderamente global. Hay asistentes de más de 100 países. Exponen 1.500 empresas en 94.000 m2. Es únicamente para profesionales: la entrada más barata cuesta 840€ y la más cara 6.000€. Los precios de los hoteles están en consecuencia: haga la prueba y si encuentra una habitación en un hotel de 4 estrellas en Barcelona ciudad por menos de 800€ la noche, por favor avise.

Mercado en crecimiento

 Todo este movimiento se explica porque el mercado es brutal y aún crece: estamos a punto de que el número de líneas de móvil supere el de habitantes del planeta, lo cual no significa que todo el mundo tenga un móvil. En muchos países es habitual que haya personas con varias líneas, bien por tener varios dispositivos o por razón de aprovechar tarifas especiales.

La tecnología no se detiene. El mercado es gigantesco y el ansia de los seres humanos por comunicarse y de acceder a informaciones es infinita.

Poco a poco, al menos es mi deseo y esperanza, iremos corrigiendo los defectos de nuestro comportamiento provocados por los móviles. Nos adaptaremos y recuperaremos la cortesía de la relación directa y potenciaremos ésta cuando podamos disfrutar de ella. Optimizaremos el uso de nuestra memoria e inteligencia, que estará apoyada en estas tecnologías que, si las usamos bien,  enriquecerán nuestra vida real.

La tecnología que perdure será aquella que sea más “invisible”, más ligera, con el interfaz más sencillo y natural.

Ya estamos viendo algunas de esas cualidades. Las tabletas y smartphones con pantallas táctiles tienen en su mayoría un interfaz muy intuitivo que no necesita manual ni clases formativas.

Atrás van quedando los ordenadores que tardaban minutos en arrancar y en los que el cambiar de un equipo a otro puede suponer días de trabajo perdido.

Las aplicaciones ligeras y “en la nube”, descargadas desde la red con aparente inmediatez, son una tendencia consolidada.

El poder usar múltiples dispositivos de forma segura, incluso para temas profesionales en las empresas es casi una exigencia de los usuarios a la que se está respondiendo con tecnologías que lo permiten. Su nombre: BYOD (Bring Your Own Device).

LAS PROVINCIAS va a publicar esta semana un seguimiento especial de noticias y curiosidades en la feria MWC desde su página de innovación http://www.lasprovincias.es/innova  y a través del usuario de Twitter @LPenMWC: no se las pierda.

Que tenga una feliz y tecnológica semana y recuerde que todos estos aparatos están a su servicio, para permitirle ser más humano y más inteligente, no al revés.

.-.-.

Artículo publicado en Las Provincias el domingo 24 de febrero de 2013

LP Locura movil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s