Rebelión digital

Estos días estamos asistiendo a una serie de acontecimientos que son un exponente claro de los cambios de la nueva era digital. Mencionaremos dos de ellos, uno de carácter internacional y otro en España.

En lo mundial vemos cómo se producen en Túnez y Egipto unos movimientos revolucionarios, capaces de derrocar a dictadores y de cambiar gobiernos, en cuya gestación y organización tiene una notable presencia el uso de las redes de telecomunicación.

En lo nacional asistimos al sorprendente proceso de la llamada ‘ley Sinde’, introducida como disposición adicional en otra ley que nada tiene que ver con la propiedad intelectual o la creación. Ha tenido una gestación sospechosa (véase en las filtraciones de Wikileaks) y está teniendo una negociación muy oscura que ha provocado reacciones de gran repercusión.

...

Llama la atención la falta de información veraz en los medios en relación con el tema de la propiedad intelectual y la intermediación entre creadores y sus clientes-usuarios. Un hecho llamativo es que personas de relieve con una posición inicial favorable a la ‘ley Sinde’, una vez informados en profundidad de la misma, se hayan puesto en contra. Es el caso de Alex de la Iglesia que ha presentado su dimisión como presidente de la Academia de Cine. No es el único, otras personas como los exitosos novelistas Arturo Pérez Reverte y Juan Gómez Jurado han comprendido la incongruencia de esa ‘ley’, seguramente porque entienden bien los nuevos medios de comunicación y distribución.

Hay otros hechos, pero centremos nuestro análisis en estos dos para intentar entender qué es lo que se está transformando en la forma en que las personas se comunican entre sí y acceden a la información.

La intermediación y control de la comunicación está cambiando radicalmente con esta nueva revolución digital. Los líderes de esta revolución son los más jóvenes.

Dos de cada tres habitantes de los países árabes tiene menos de 30 años. En Egipto, el 50% de las personas se informan mediante Internet, frente a un 34% que lee la prensa escrita, según un estudio reciente del Centro Internacional CIMA. Hay allí 55 millones de teléfonos móviles y 20 millones de internautas para una población de 80 millones.

En España somos 27 millones de usuarios de Internet. En el segmento de población entre 15 y 24 años los internautas son el 94%, el 100% tiene móvil y se estima que cerca del 50% accede a Internet con el móvil.
A las personas ‘maduras’ que hemos crecido con la televisión y como mucho con ordenadores y consolas de videojuegos sin Internet, nos cuesta entender el nuevo entorno.

Antiguamente los adolescentes y jóvenes se colgaban al teléfono o se quedaban horas delante del televisor. Ya no. La comunicación ahora es mayoritariamente por Internet, hablando incluso, y sobre todo ‘conversando’ y compartiendo ideas y vivencias en sistemas como Twitter, en redes sociales o en blogs. Usan algo el correo electrónico, pero poco, mucho menos que los adultos internautas.

Estos fenómenos ya habían sido anunciados hace años por el profesor Fernando Sáez Vacas. Si desean ampliar, busquen en Internet su blog de ‘Miscelánea NEToscópica’. Es muy interesante también un reciente artículo de Antonio Fumero titulado ‘La Red ¿El quinto poder al servicio de la ciudadanía o el quinto dominio para el conflicto global?’

Otra forma muy sencilla de ponerse al día es hablar con jóvenes y adolescentes, indagar cómo se comunican y entretienen. Es bueno escucharles sin cuestionar lo que hacen para intentar entender por qué lo hacen.

Los cambios tecnológicos producen cambios no sólo en las relaciones sociales sino también en la forma de pensar. «Muchos instrumentos digitales de la actualidad actúan como prótesis cerebrales de sus usuarios, y los móviles hipermultifuncionales prácticamente son multiprótesis cerebrales» (Sáez Vacas 2006).

Asistimos a una auténtica ‘Revolución Tecnosocial’. Ya nada será igual. Los cambios sociales están siendo más profundos que los que surgieron con la imprenta o con la alfabetización universal en el siglo XX.

En este escenario Europa se está quedando ‘vieja’, no sólo porque su pirámide demográfica ya no es una pirámide dado que tiene forma de ‘barril’ con la base encogida por la escasa natalidad y alargada por la longevidad.

Sufrimos también una ‘dulce decadencia’ en Europa de la que nos alertó hace poco Francisco Pons en su discurso de culminación de su etapa como presidente de AVE (Asociación Valenciana de Empresarios). Pons señaló cifras económicas e informes que anuncian la pujanza de siete países emergentes, los E-7 que van a superar en dos o tres décadas a los grandes del G-7. Y España no está ni en uno ni en otro grupo.

No todo está perdido. Podemos encontrar nuestros nichos de mercado, nuestros valores diferenciadores en el concierto mundial. Pero tenemos que ingeniárnoslas mejor.

No se trata de trabajar más tiempo. Se trata de hacerlo de forma más inteligente, con mayor calidad y esfuerzo, para lograr una mayor productividad y ser competitivos.

Los métodos y esquemas antiguos ya no valen, tenemos que cambiarlos. Siempre podemos aprender, es más, hemos de tener una actitud de continuo aprendizaje, ese empeño nos mantendrá más sanos y fuertes.
Afortunadamente podemos aprender mejor porque el acceso a las redes de información es cada vez más amigable. Adoptemos una actitud de curiosidad y sin temor a fallar. Los niños aprenden a caminar después de haberlo intentado miles de veces y de haber tropezado y “fallado”.

Es necesario que entendamos y participemos en la nueva “rebelión digital”, porque son esas herramientas las que nos ayudarán a progresar a la vez que el resto del mundo.

Es preciso que transitemos los nuevos caminos porque sólo así podremos aprender a atraer a esos jóvenes de España, exportar nuestros productos a los jóvenes de los países emergentes y encontrar un hueco en este mercado global.

.-.-.
Artículo publicado en el diario Las Provincias el domingo 13 Febrero 2011

Rebelión digital

http://www.lasprovincias.es/v/20110213/opinion/rebelion-digital-20110213.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s