Redes sociales. ¿Es esto serio?

Querido lector: si usted es empresario o directivo y tiene entre 40 y 70 años, puede que decida no seguir leyendo. Puede pensar que esto no va con usted. Si sigue leyendo puede sentirse ofendido, inquieto o amenazado. O también es posible que recuerde su espíritu despreocupado de cuando tenía veintitantos años y que reviva aquella vitalidad e ilusión.

Se dice que las ‘redes sociales’ son cosas para adolescentes y gente desocupada. Cosas de jóvenes improductivos que viven de sus padres.

Y se afirma eso ignorando que hay jóvenes empresarios de ventipocos años, exitosos, inteligentes y ricos. Los fundadores de Google cuando empezaron tenían 25 años. El fundador y dueño de Facebook, la mayor red social del mundo con 500 millones de usuarios, tiene aún 26 años. Y 27 son los años ha cumplido el fundador de Tuenti, la mayor red social española.

Coca-Cola España ha fichado como vicepresidente a un chico de 16 años. No es broma, no es únicamente una maniobra de marketing. Van en serio. Todos nosotros, los ‘maduritos’, tenemos mucho que aprender.

Ana María Llopis, la experimentada directiva, que entre otras cosas creó Openbank por encargo de Botín, es ahora el ‘alma mater’ de la red social Ideas4all.

Las redes sociales son algo mucho más que un juego de adolescentes y de ‘frikis’. Internet y los móviles con acceso a Internet están liberando una fuerza imparable que estaba latente: el deseo imperioso de las personas de comunicarnos.

...

Esto no va de tecnología, aunque es muy bueno darse un baño de conocimientos tecnológicos para entender lo que está pasando y lo que va a pasar.

Hoy es domingo, no deseo asustarle, querido lector. Deseo inspirarle, revivir por unos instantes esa curiosidad descubridora que todos hemos tenido.

Ejemplos ilustrativos y recientes de referencia: la medición de audiencias y los anuncios en televisión tiene que cambiar. Que me perdonen los gurús de la publicidad y los grandes medios de TV multimedia. Espero que no lean esto que les voy a contar, porque igual se enfadan.

La medición de audiencias está obsoleta. Se basa en unos aparatos, una muestra ínfima de la audiencia real, con unos mecanismos de toma de datos más que discutibles especialmente cuando se extrapolan a segmentos de población por edad o perfil socioeconómico.

Si usted ha contratado un anuncio de TV en el descanso de los partidos del Mundial de Fútbol y vende sus productos para menores de 30 años, mejor será que vea los gráficos sobre el uso de Tuenti durante el partido (al final de este artículo indico un lugar donde verlos). Y mejor será que no los vea su jefe. Los menores de 30 años, en su gran mayoría, aunque estuvieran delante del televisor, no vieron los anuncios del descanso. Estaban mirando y escribiendo en otras pantallas.

Las redes sociales son un asunto muy serio. El mérito no es de la tecnología aunque muchos cronistas de la ‘buena nueva tecnológica’ nos lo quieran demostrar con llamativos titulares y presentaciones.

Es un feliz hallazgo de las personas, ávidas de comunicarse entre sí, que han ido seleccionando lo que consideran útil entre la miríada de aplicaciones y páginas de Internet que se anuncian cada año.
La tecnología ha sido, como mucho, un catalizador que ha liberado una enorme energía que estaba latente.

Los análisis y predicciones de cambios de hábitos y culturas pueden parecer exagerados y a veces se demuestra que son equivocados. Pero mucho más equivocados están los que se aferran a las viejas tecnologías y los viejos modos para decir que nada va a cambiar. Históricamente se demuestra que los que apuestan por la nueva tecnología cuando ésta ya ha demostrado su pujanza, aciertan mucho más que los que la niegan.

Internet de las personas ya está aquí. Esto es lo que llaman Web 2.0 de la que las ‘redes sociales’ son el mayor paradigma. Algo que cuando se pone al alcance de los más de 4.600 millones de móviles en el mundo resulta imparable.

Y ya llega también ‘Internet de las cosas’.

Querido lector entre 40 y 70 años, si ha llegado hasta aquí leyendo sin asustarse y sin enfadarse, enhorabuena. Aún es usted joven, le quedan varias decenas de años de vida y no puede, no debe, desconectarse de sus semejantes.

Tampoco es que se vaya a morir si no se conecta a Internet, pero es una pena que se lo pierda.

Sea curioso, si no es como un niño ‘nativo digital’ sea al menos un ‘descubridor digital’. Que nadie le diga que esto son tonterías.

En las redes sociales hay de todo, y seguro que las de hoy día son ‘primitivas’ y confusas para los no iniciados. No hace falta que se haga usted un forofo, y que vuelque su vida personal en Internet, pero es muy conveniente tener una experiencia propia y directa. Especialmente si usted es un empresario, directivo o profesional con proyección al cliente.

Si el lector tiene interés, puede consultar en la página de Internet cuya dirección web es http://j.mp/redsocgraf18jul donde encontrará recopilados algunos gráficos y referencias adicionales que ilustran las informaciones de este artículo.

Termino con la misma frase que escribía en febrero: Nuestras empresas, nuestras ciudades, nuestras ofertas deben estar presentes en este mundo: es nuestra elección, ahora. Sin miedo: el futuro no está escrito.

.-.-.-.
Artículo publicado en Las Provincias el domingo 18 de Julio de 2010
www.lasprovincias.es/v/20100718/opinion/redes-sociales-esto-serio-20100718.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s