Internet con el móvil

Querido lector: usted accederá a Internet con el móvil muy pronto. Si cree que no será así, no siga leyendo. Algo muy gordo está pasando. Miramos atrás 5 o 10 años y nos damos cuenta lo mucho que ha cambiado la forma en que trabajamos, nos comunicamos, nos informamos o entretenemos.

Hace 10 años tan sólo 1 de cada 15 españoles usaban Internet. La velocidad de acceso típica entonces era de 33Kbps con la línea telefónica y con el móvil era imposible. En la actualidad usa Internet 1 de cada 2 habitantes. La velocidad de acceso típica es 100 veces mayor (3 Megas) y con un móvil se consigue en muchos sitios 1 Mega.

Asistimos a una evolución explosiva. Más rápida y transcendente que la extensión del ordenador personal en los años 90.

En Febrero se ha celebrado en Barcelona el Congreso Mundial de Móviles #MWC dándose cita los fabricantes y operadores de todo el mundo con anuncios de avanzados productos y servicios.

Se han publicado muchas noticias llamativas estos días sobre las novedades que vienen. Lo más impactante sin embargo no son las tecnologías, sino el uso de éstas que se está haciendo en el mundo.

El máximo ejecutivo de Google, el CEO Eric Schmidt, tuvo en Barcelona una intervención con gran impacto. Aportó datos muy relevantes: por ejemplo que en el mundo la mitad de las nuevas conexiones a Internet ya son desde móviles. O que el ritmo de adopción de Internet móvil es ocho veces más rápido que el que hubo hace 10 años con el acceso desde ordenadores personales. Ya hay países emergentes como Sudáfrica e Indonesia donde la cantidad de búsquedas en Google desde un móvil supera la de búsquedas desde una conexión fija. ¿No es acaso sorprendente?

...

Los teléfonos móviles son mucho más que un simple aparato para hablar. Agenda, citas, fotos, música, juegos, son funciones muy usadas. ¡Sin olvidar el reloj y las alarmas!.

Hasta hace bien poco acceder a Internet en el móvil era algo excepcional. Lo hacían los ejecutivos con sus “Blackberry” (como Obama) y únicamente para el email. El resto de usos era anecdótico, para iniciados.

La aparición del iPhone hace poco más de dos años cambió el paradigma. Después vinieron los móviles con sistema Android de Google.

De repente en la palma de la mano, en cualquier lugar, el usuario tiene “todo” el conocimiento que la humanidad pone en Internet. Mucho más: nuestro teléfono sabe con precisión dónde estamos, con su GPS y su brújula. Tomamos una foto y con la ayuda de búsquedas de imagen nos reconoce un monumento, un libro y muy pronto una cara. Hablamos en su micrófono y nos encuentra en el mapa una calle o un edificio. Y también encuentra ya cualquier cosa mediante búsquedas con voz (en inglés, mandarín, japonés y alemán, por ahora).

Un aparato así extiende nuestra inteligencia, nuestra memoria y nuestros sentidos. Con semejantes capacidades se convierte en nuestro “alter ego”.

Algo muy gordo está pasando. Los móviles en Africa ya se usan como medio de pago y de banca. En las catástrofes son un medio imprescindible de comunicación.

Resulta asombroso cuando a la imaginación humana se le dota de herramientas que permiten intercomunicar. La voluntad y el empuje colectivos interconectados resultan en sabiduría global. Algunos lo llaman “crowdsourcing”, desarrollos de las masas “auto-organizadas”.

Además tenemos aparatos y sensores que se conectan a Internet y ponen a disposición todo tipo de información: climatología, tráfico, parámetros de procesos industriales o constructivos. Es lo que llaman “Internet de las cosas” y comunicación M2M (de máquina a máquina). En 10 años se estima que serán 50.000 millones los dispositivos conectados.

Si la comunicación es sencilla y se puede hacer de forma inmediata con un móvil, ésta ocurre en tiempo real. Así surge la conversación global que cambia los canales de comunicación y de formación de opiniones.

Con tanta abundancia de información toma protagonismo la “economía de la atención”: hemos de elegir a qué fuentes prestamos nuestro tiempo y en cuales confiamos.

Algo muy gordo está pasando porque los nuevos móviles tienen además un modelo de negocio abierto a que desarrolladores de programas del todo el mundo hagan pequeñas aplicaciones, las pongan en el mercado global de “apps” (que así se llaman) y obtengan unos ingresos. Los usuarios de iPhone y Android están bajando una media de 9 “apps” al mes y una media de 1,5 son de pago.

En las empresas tecnológicas ahora todo lo relacionado con el móvil es prioritario. Los mejores programadores e ingenieros y las ideas más brillantes: todos quieren trabajar en crear para el móvil porque es más específico, más humano, más adaptado al lugar donde está el usuario, más interactivo, más dinámico, más personal, mucho más satisfactorio. Centenas de millones de usuarios les esperan y pronto serán miles de millones.

Vd. querido lector que ha llegado hasta aquí leyendo, probablemente aún no use Internet en el móvil: no se inquiete, todos sentimos un cierto vértigo ante los cambios acelerados, desconocidos, lo que no controlamos. La actitud más sabia es la de la curiosidad de los niños, espíritu de “descubridor digital”.

Es seguro que muchas cosas buenas saldrán de esta nueva revolución y también algunas malas. La humanidad es así, siempre lo ha sido.

No olvidemos que en nuestra esencia como especie está la comunicación, está en nuestra mano el ignorarlo o el aprovecharlo.

.-.-.
Artículo publicado en Las Provincias el sábado 6 Marzo 2010
Internet con el móvil

www.lasprovincias.es/20100306/opinion/internet-movil-20100306.html

Anuncios

2 pensamientos en “Internet con el móvil

  1. Está bien, me gusta la realidad aumentanda y las posibilidades que nos da un móvil en la mano permanentemente conectado a la www.
    Pero…se corre el riesgo de “viciarse”, no ver mas que lo que lo que te dice tu supermóvil y no disfrutar realmente del momento que se vive.
    Supongo que la gracia esté en un término medio.

  2. Muy cierto es el riesgo, todo exceso es malo. Incluso el leer libros (¡don Quijote!) 😀
    Internet en el móvil, sólo a medida que su uso sea simple y natural, se convertirá en algo mayoritariamente usado. Y estamos acercándonos a eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s